dotorohistoria

Los vinos de Toro cuentan con una gran tradición. Sus orígenes son anteriores a los asentamientos romanos

Cuenta la historia que los vinos de Toro viajaron en las bodegas de los navíos que formaron parte del descubrimiento de América, debido a su gran calidad y capacidad de conservación. En 1987 se crea la Denominación de Origen Toro, a partir de lo cual los vinos han alcanzado gran reconocimiento y prestigio, tanto entre los consumidores como entre profesionales y prensa especializada, debido principalmente a unas cuidadas elaboraciones que dan como resultado unos vinos modernos, sabrosos y elegantes.